Tenemos que contarte cómo facturamos desde casa

Tenemos que contarte cómo facturamos desde casa

Soy Eva, la co-directora de Induscomp. Hemos decidido hacer este blog para contar nuestro proceso y lo que hemos vivido en la empresa. Vamos a poner piel a esta empresa para hacer de ella un lugar transparente desde los que otros se puedan mirar.

No vamos a hablar en este blog de nada que no hayamos experimentado y tampoco va a estar dedicado a dar consejos sobre nada. Para eso estamos trabajando para montar una academia tecnológica para nuestros clientes.

Este blog es para hablar de nuestra experiencia tanto en la empresa como aplicando diferentes tecnologías a proyectos tecnológicos propios y ajenos.

Empezamos

Para empezar os cuento que esta empresa la inició Alfonso, mi marido. Él es informático, y esta página tiene más de 15 años. Comenzó como un gran proyecto, y luego fue trabajando por cuenta ajena y cuenta propia durante muchos de esos años.

Nosotros tenemos una relación desde hace 4 años, después de un fracaso amoroso anterior del que tenemos un hijo cada uno. Y ahora una bebé de 19 meses en común.

Hace cuatro años, ambos con empresas en ese momento cerradas, trabajábamos en proyectos sueltos. Y decidimos tomar a Induscomp por bandera y aumentar nuestros muy bajos ingresos. Yo había tenido ya una empresa sola, con la que facturaba más de 100.000 euros solo en formación online. Pero la había cerrado tras mi separación. Supongo que en parte fruto del intenso trabajo que desarrollaba, aunque bueno… Eso nunca se sabe.

Para mí era más sencillo volver a hacer desarrollos Webs que la formación. Por alguna razón, con problemas personales, me costaba generar contenidos de calidad, pero no desarrollar Webs. O quizás es que la separación me alejó un poco de estar tan expuesta, y era incapaz de asumir tantísima carga de trabajo como antes.

Cuando relanzamos

Cuando tuvimos a nuestra hija, y visto que necesitaba un poco más de tiempo, decidimos apostar más fuerte por Induscomp. Aprovechamos mis redes creadas de años de formación y como bloguera para ofrecer un hosting que gestionábamos nosotros mismos. Yo sabía que la gente que me seguía iba a valorar que nosotros nos encargáramos de los marrones. Conocer a las personas con las que hablas para solucionar temas de hosting es una tranquilidad.

Y de paso decidimos actualizar nuestros conocimientos con WordPress y meternos en la comunidad de desarrollo de WordPress Sevilla a aprender y actualizarnos, y tejer una red de técnicos con los que trabajar. Y así poder ofrecer desarrollos WordPress a los clientes.

Yo además, podía ingresar un extra con consultorías que había conseguido perfeccionar a través de los años. Estudié empresariales y me formé en las escuelas de negocio más importantes de mi ciudad. Además había trabajado de directora de proyectos en varias empresas. Y sabía manejarme muy bien en negocios.

No tenía mucho tiempo para consultorías muy grandes así que solo ofrecí consultas de una hora en mi especialidad, enfoque y visión de negocio. Y ahora estoy por poner unas más cortas y solucionar problemas concretos.

Al poco ya tuvimos más trabajo y es cuando Marq y Ana entraron a funcionar con nosotros en temas técnicos, comunicación y diseño. Trabajamos deslocalizados y tenemos que seguir puliendo nuestra comunicación y nuestra organización.

Y después empezamos a necesitar servicios concretos de asistentes virtuales, y así contamos con Tania y Cristina para ayudar a poner orden al caos. Que ya os hablaré de cómo nos vamos organizando con ellas también.

Justo en este momento estamos decidiendo qué hacer con los desarrollos Webs, ya que tenemos muchísimo trabajo y queremos dedicar tiempo a proyectos propios. Y estamos diseñando unos servicios cerrados y menos desarrollo a medida. Más barato, eficiente y en menor tiempo.

Cómo nos va

Y estamos trabajando muchas horas en lanzar tres academias propias. Dos mías, vuelvo a El Curso Rosa y la de formación de alto nivel de en Evagonzalezmariscal.com y la Academia de Induscomp.

Tenemos más desarrollos propios, en los que invertimos todo lo que entra después de pagar los gastos personales.

Ahora mismo solo con Induscomp podemos vivir bien, no tan desahogados como quisiéramos, pero tenemos muchísima suerte. Facturamos suficiente para pagar los gastos familiares, que somos cinco, y pagar los servicios que necesitamos. Por eso es que queremos que nos sigáis contratando y apostando por nosotros.

Cada vez que nos contratáis algo, obviamente está repercutiendo en nuestra familia. Y ahora en la de otras cuatro familias. Y espero en muchas más.

Y también nos estáis apoyando para que sigamos adelante con los montones de proyectos que nos quitan horas de sueño y nos ilusionan mucho.

Así que gracias a todos los que formáis parte de esto. Trabajamos para ser cada día mejores y hacerlo mejor.